Jueves , 21 Septiembre 2017
Fuente: El Comercio

Evitemos desastres, tengamos cultura de prevención

Por estas fechas inicia la temporada de lluvias, como es habitual. No es raro que ocurran los huaycos o “llocllas”.

¿Qué es un huayco o “lloclla”?

Es un deslizamiento de tierra que arrastra todo a su paso. Es causado por continuas e intensas lluvias que debilitan laderas y producen también el desborde de un río o laguna. Otra causa es el desprendimiento de hielo en los nevados.  Este fenómeno natural sucede con mayor frecuencia en la región andina o en quebradas con pronunciada pendiente. Su intensidad aumentó en los últimos años debido al calentamiento global y la deforestación.

Piedras, lodo y congestión vehicular

Fuente: La RepúblicaCada año Chosica, Chaclacayo, Santa Eulalia y lugares aledaños, así como los departamentos de Ica, Arequipa, Huancavelica y otros, se ven afectados por las consecuencias de los huaycos: limitan el tránsito de los buses y vehículos, debido al lodo y piedras de gran magnitud que obstruyen carreteras. Asimismo, al estar el tránsito restringido, los alimentos transportados en camiones se “pierden”. En consecuencia, al ser escasos, su costo aumenta considerablemente. La situación empeora cuando se pierden las cosechas por causa de los deslizamientos.

Los más afectados son las personas que viven en aquellas zonas. Si cada año sabemos que esto ocurrirá, ¿por qué no se toman las medidas adecuadas para evitar los desastres, pérdidas y daños, para así reducirlos a su mínima expresión? La respuesta es sencilla: no tenemos una cultura de prevención y las autoridades están acostumbradas a brindar soluciones o “ayuda” cuando el desastre ya sucedió. Estos parches no solucionan para nada la situación. En otras palabras, atenuar las consecuencias de los desastres son hechos recurrentes, pero en el fondo no hay acciones que permitan prevenir los desastres.
Fuente: América Tv
Planificación, no discursos

Entonces, ¿qué hacer para evitar pérdidas generadas por los fenómenos naturales? Los desastres naturales generan grandes pérdidas, si no se toman medidas o acciones que brinden situaciones de estabilidad. Para ello se debe:

  • realizar un trabajo constante y no de meses,
  • evitar la construcción de casas en las laderas de los ríos o en zonas de riesgos,
  • ejecutar trabajos en los meses sin lluvias para dar mantenimiento a los canales, cauces de río; entre otros, evitará que estos colapsen con las lluvias.

Actualmente, se cuenta con un presupuesto de 50 millones de soles ante algún desastre natural. La finalidad de este fondo es elaborar proyectos que sirvan de apoyo a los gobiernos regionales, pero este no será útil si aquellos no se planifican con un objetivo claro: la prevención.  Esto permitirá crear conciencia, adoptar una conducta responsable de prevención, mitigación y respuesta ante las emergencias y desastres.

 

 

Acerca de Cristina Araujo Pisco

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *