Domingo , 28 Mayo 2017
cjmnjvow0aakxex

Fujimorismo: vacancia presidencial y Narcoestado.

Jaime Antezana Rivera.
El 6 de diciembre pasado, escribí lo siguiente para una entrevista a Diario Uno: “…el fujimorismo, y sus aliados menores (APRA), buscan desestabilizar al Gobierno. Que quede bien claro: el fujimorismo no está dispuesto a apuntalar la gobernabilidad del país con PPK. Apunta a la desestabilización y, si pudiera, a la vacancia presidencial”.
Una precisión a lo escrito: el fujimorismo no solo busca la desestabilización del Gobierno, sino también la vacancia de PPK. Así de claro y directo. Ahora sin condicionalidad; sin ninguna ambigüedad o duda. La censura, si PPK no hace nada para evitarlo, del ministro de educación Jaime Saavedra será el preludio de ese objetivo mayor del fujimorismo.
¿Qué hechos modificaron el “si pudieran” por “buscan” la vacancia presidencial? Dos hechos lo prueban. Uno, la presentación de la censura al ministro de educación Jaime Saavedra luego de una carnicería de sevicia y odio. Y dos, la revelación de la existencia del grupo de chat “Mototaxi”, constituido por congresistas y miembros de la cúpula fujimorista dirigido por la misma Keiko Fujimori.
Reproduzcamos algunos chats del selecto grupo “Mototaxi” para develar la lógica subyacente del fujimorismo, quien tiene la mayoría absoluta del congreso. “Juntos somos grandes, juntos somos una fuerza invencible, pero eso se logró por el liderazgo de Keiko, de verdad estoy muy orgulloso de ser miembro de este gran partido FP…”, escribió Héctor Becerril.
¿A qué se refería Becerril al escribir “somos grandes” o “somos una fuerza invencible” con el “liderazgo de Keiko Fujimori”? La respuesta lo encontramos en el chat de Luis Galarreta: “Recién veo (refiriéndose al Ministro de Educación) que está temblando … ¡Pero para jodernos era valiente!”.
El chat de Galarreta, quien le compró un departamento a Joaquín Ramírez, ilustra con claridad el objetivo del fujimorismo: hacer temblar al Ministro de Educación en la interpelación en el Congreso. Dicho en otras palabras, el objetivo era “filetear” (hacer temblar) a Jaime Saavedra y, como escribió la inefable Cecilia Chacón, “… acabo de comerme un lomo saltado”.
Ensamblando los chats: los congresistas fujimoristas, con el apoyo de los apristas con el polo naranja, hicieron temblar (filetearon) y se comieron al ministro Jaime Saavedra (lomo saltado). La consigna era filetear y hacer lomo saltado con el ministro Jaime Saavedra. La voracidad antropofágica del fujimorismo puesto en evidencia descarnadamente.
El objetivo era, sino renuncia antes, censurarlo. Es decir, sedientos de sangre y carne, quieren ver rodar su cabeza en el hemiciclo. Nada que ver con la mejora de la educación pública o privada, ni algún interés “por los niños”. La presentación de la moción de censura, el viernes 9 de diciembre, confirmó que todo estuvo premeditado
Pero eso no es todo. Otro chat de Cecilia Chacón deja más claro el objetivo del fujimorismo: “Ahora ya saben con quién se meten”. Bien claro: fue una demostración de su poder y de lo que son capaces de hacer. ¿A quiénes va dirigido este mensaje? Indudablemente, que el mensaje no solo es para Jaime Saavedra o la bancada ppkausa sino que al mismo PPK.
¿Entendiste PPK? ¿Ya te disté cuenta que, pese a haberles entregado la Sunat, el Ministerio de Relaciones Exteriores y avalar a José Chlimper en el BCR y, con su mayoria congresista, haber obtenido el control de la Defensoría del Pueblo, domesticado a la UIF y, luego de la censura al ministro Saavedra, desaparecer la Sunedu, no pararan hasta pedir tu cabeza?
Sí señor PPK: el narcofujimorismo, y su aliado el APRA, apunta a la presidencia, vía la vacancia, que Keiko Fujimori no pudo ganar en las urnas por segunda vez el mes de junio pasado. Su mensaje al grupo “Mototaxi”, dado a conocer por diario Correo, es el testimonio más elocuente de ello:
“¡Felicitaciones a quienes han hecho uso de la palabra! ¡Me llena de orgullo ver la fuerza de nuestro partido! ¡Ceci, Rosita, Lucho y Héctor! Luz, un manejo extraordinario como siempre. Héctor, ¡hoy demostraste que eres un excelente presidente de Fiscalización!”
El orgullo y las felicitaciones de Keiko Fujimori al grupo especial de chat “Mototaxi” puso -por primera vez- en evidencia que la orden para que el Ministro de Educación sea el lomo saltado que se comió Cecilia Chacón vino de ella. El chat de Rosa Bartra no deja atenuantes: “¡Viva Fuerza Popular! ¡Viva Keiko!”
Efectivamente, ahora sabemos que fue Keiko Fujimori quien dio la orden para que fileteen y hagan lomo saltado con Jaime Saavedra. Es ella quien aspira a la vacancia de PPK. En consecuencia, ella es quien dirige el copamiento de los organismos del Estado en curso en convivencia con el APRA.
La voracidad del fujimorismo tiene un menú pendiente. No están satisfechos con las concesiones de PPK o lo obtenido por la mayoría parlamentaria: Sunat, Ministerio de Relaciones Exteriores, Defensoría del Pueblo, presencia en el BCR, el Procurador del Congreso y, con la censura del Ministro de Educación, acabar con la Sunedu. Quieren más.
¿Cuál es el menú pendiente? La elección del Procurador General, cuyo dictamen fue aprobado por la Comisión de Constitución, entre cuatro candidatos del Ejecutivo, la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional de la Magistratura y el Contralor de la República. Su elección por el Congreso al no seguir -como señala Joel Segura- un proceso técnico sino de confianza y de correlación de fuerzas política, este funcionario responderá al mandato de fujimorismo.
En efecto, el fujiaprismo tiene el control del Congreso, la Defensoría del Pueblo y es afín a la actual conformación del Consejo Nacional de la Magistratura y la Contraloría General de la Republica. Es decir, será dependiente del fujiaprismo. Es decir, en lugar de garantizar la independencia de la Procuraduría, para defender el interés común y la corrupción, será a la medida del fujimorismo.
Otra institución en la mira del fujimorismo es el Tribunal Constitucional, cuyo presidente Óscar Urviola ha culminado su mandato. Hacia inicios del mes de noviembre, circulo rumores que Fuerza Popular propondría a José Barba Caballero. Si bien representantes del fujimorismo han negado eso, no se puede descartar que sea el u otro incondicional del fujimorismo que ocupe ese lugar.
¿A dónde apunta el copamiento del tejido institucional del Estado? Al poder total. Esa es la lógica que subyace a ese proceso, sea por concesión presidencial o por su bancada parlamentaria. ¿El poder total al servicio de quién? El fujiaprismo estarían adelantando la construcción del narcoestado. El narcoestado en construcción es para proteger al narcotráfico y la corrupción.
¿Por qué un narcoestado? Veamos. El control de la Sunat, que debería ser un ente clave para las investigaciones por lavado de activos del narcotráfico, les permite el control de la reserva tributaria bajo siete llaves, Los narcos intermedios y altos, investigados o no, respiran tranquilos. Ya no hay de qué preocuparse.
Asimismo, una UIF domesticada normativamente (no podrá pasar la información del secreto bancario y la reserva tributaria a los organismos electorales) e infiltrada por dentro (un exdirigente de Fuerza Popular es asesor), tampoco servirá para el combate contra el lavado de activos del narcotráfico y de la corrupción.
Y, de persistir en su propósito, la elección del Procurador General les permitirá el control y presión de las procuradurías del Estado. ¿A quién beneficiaria ese control? A Joaquín Ramírez y su hermano, el congresista fujimorista Osias Ramírez, ambos investigados por lavado de activos. Por extensión, a todos los investigados por lavado de activos del narcotráfico o corrupción.
Estos son algunos elementos que abona la hipótesis de que las fuerzas que encarnaron el narcoestado en la campaña electoral de abril y junio pasados, sin tener todavía el gobierno nacional, están construyéndolo. Los datos descritos se inscriben en esa lógica. Ojalá que PPK se recuerde de su ofrecimiento electoral de “impedir el Narcoestado”.
Ha llegado el momento de retomar la bandera de la lucha contra el narcoestado.

Acerca de Jaime Antezana Rivera

Consultor e investigador del narcotráfico en el Perú.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *