Viernes , 24 Marzo 2017
shakespeare-co-31

Literatura: ¿evolución o involución?

Estamos en plena época de la Globalización y del consumismo. La información se ha multiplicado a tal punto que se encuentra en los límites de la desinformación. Las nuevas generaciones han adoptado en sus vidas, como un implante artificial o prótesis, los alcances de la tecnología. Ejemplo típico de esto son los smartphones.

La literatura, tan antigua como el hombre de cavernas y mitos, ha ido muchas veces a la par con los cambios de las sociedades humanas, aunque también se ha adelantado en otras ocasiones. Julio Verne y su Nautilius o Aldo Huxley con su sociedad altamente tecnificada y autómata, son pruebas de esto último.

¿Qué está pasando con la literatura? En nuestra época tecnócrata, donde la apariencia y la tecnología son el elixir del placer o la meta de la vida, la literatura está cambiando:

  1. El soporte material del libro ya no es solo el papel. En aras de no depredar los bosques, se ha recurrido al formato virtual. Es más interactivo y “lo puedes llevar” a cualquier parte, desde la “nube” hasta en tu smartphone, mp4 o memoria USB. Menos peso físico, menos contaminación, más información.
  2. Las nuevas generaciones son las que prefieren en su mayoría el formato virtual anteriormente mencionado. Las anteriores, acostumbradas al papel, sostienen que el libro físico implica una conexión placentera o espiritual con el lector, mientras que el libro virtual es un medio frío, individualista y consumista. En general, cuestión de costumbres y gustos.
  3. Las sociedades más consumistas o de escasa identidad nacional, son las que más sufren el problema de la falta de educación (asociado a la lectura y poca importancia real al cultivo de valores). Ignoran o no quieren reconocer que el éxito y el bienestar real tienen como bases reales: buena educación, moral, ética, comprensión lectora. metas de excelencia y equilibrio con el medio ambiente. Ello favorecerá la cohesión de la identidad nacional de un pueblo. Más bien, consideran como bases: economía consumista, individualismo, tecnologías avanzadas, trabajo esclavista, etc.
  4. imagesEl resultado es que estas sociedades aparentemente crecen económicamente, en base a explotaciones y desigualdades sociales, sin ningún respeto a los pueblos y con clara ignorancia del pasado, el cual puede repetirse (y, de hecho, se repite constantemente) y conducir a círculos viciosos difíciles de salir. Por ello, las nuevas generaciones de estos pueblos se aburren de leer, sienten pesadez, náuseas de leer, prefiriendo el entretenimiento fácil que ofrecen los juegos y los programas de espectáculo. La realidad nacional es para los adultos aburridos. Lo real es que estas sociedades jamás saldrán de la mediocridad y la corrupción si siguen pensando así.
  5. Ante estos puntos, para muchos, la literatura ha dejado de ofrecer su capacidad crítica y analítica de la realidad, para venderse al mejor postor que ofrezca entretenimiento fácil, batallas épicas, personajes burlescos, matones simpáticos, full violencia, sangre por doquier o misterios religiosos ensartados en tesis apocalípticas o proféticas. Aparte, ahora hay muchos manuales de cómo vivir y pensar mejor. Se busca facilitar, copiar, memorizar, entretener, pero no cuestionar ni aprender.
  6. Sin embargo, para otros, la literatura se ha “acomodado”, siendo su aliada la Psicología que. por este tiempo es el boom en todos los campos humanísticos (si es que se puede decir así aún), empresariales y tecnológicos del ser humano. Esta se ha “metido” en los poros del quehacer humano. Los temas que ofrece la nueva literatura de la mano con esta disciplina, nos hablan de sociedades autómatas, frívolas, donde lo más sencillo y común se convierte en un sinfín de cuestiones difíciles de entender y aceptar, donde lo irreal se transforma en futuro cercano, posible: el amor virtual, las relaciones amicales por redes sociales, las familias disfuncionales, feminicidios, lujuria y sexo, sangre, zombies, vampiros seductores, etc. Lo que se podría llamar una poética hedonista ligada al tánatos (muerte).
  7. Ahora, literatura no solo es una narración, un poema o escena dramática, también lo es una canción, un discurso político o un panfleto. Todas las disciplinas del saber y accionar humano se conjugan para hacer una obra literaria. Literatura es fantasía, dicen, qué va a ser crítica social. Solo son para idealistas, vagos o fantasiosos. Dicen.

images-1Para unos, la literatura está involucionando; para otros, evolucionando hacia  un acoplamiento y posterior fusión de todos los aspectos “espirituales” humanos, con la finalidad de que nazca una nueva concepción literaria, una revolución dentro de la literatura.

Lo que nadie puede negar es que se están dando cambios, quién sabe, estemos pronto ante un genio literario o una nueva corriente literaria, ya que el Vanguardismo hace mucho que nos dejó. Solo el tiempo lo dirá.

Acerca de Pedro Manuel Vargas Aspillaga

Perú. Literato. Estudió Literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Especialista en redacción y corrección de textos. Gusta del arte y le apasiona la escritura.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *