Viernes , 24 Marzo 2017
02

Como si Fuera Hoy (Historia del Por qué me inicié como activista de DD. HH.)

Jamás olvidaré ese 21 de junio, hace 24 años atrás. Bajaba de Ventanilla, luego de presentarme a trabajar de obrero a una fábrica (No me contrataron). Yo apenas tenía 20 años. Al querer comprar un emoliente y un pan con torreja (Mi Almuerzo), me llamó la atención las sirenas y el tumulto. Y así fue… cuando vi a aquel policía con sus anchas botas parado sobre la espalda de… un hombre pequeño al que le habían tapado el rostro con una casaca de esas grises de colegio del Estado. A su costado, un niño con terror en el 01rostro. Son “Terrucos” decía la gente. Al ser levantados como trapos ¡Los vi! Eran apenas solo dos niños. La gente reclamó con los clásicos “¡Abusivos! ¡Abusivos Tombos de mierda! ¡Son Chibolos!”, pero no sirvió de nadaLuego, pasaron por mi lado y los metieron a la maletera del Patrullero, tan indefensos y tan asustados. JAMÁS olvidaré el sonido de esa maletera al cerrarse, y cuando escucho alguna vuelven a mí los recuerdos de aquella Mañana.
PRErepubl126
Por la noche, ya en casa, el canal dos transmitió las imágenes, y pude ver sus rostros entre sonrisas de incredulidad y absoluto miedo, como preguntando ¿Por qué? ¿Por qué nos hacen esto? Yo solo cerré los ojos y me dije por dentro: “¿Dios qué está pasando en este país?” .
Fujimori y el terrorismo
La fiebre del Chino crecía y todos lo veían como héroe y salvador, pero cada vez que veía su sonrisa y su amor incontrolable por el país y por los que menos tenían, algo me rehusaba a creer que todo era real.
Yo había votado por él en 1990, por razones que comentaré en otra oportunidad. Seguía al detalle el terror que pasaba en el país, había rechazado la masacre de los terroristas del Frontón y a los presos inocentes que también se les había matado, así como las masacres que los militares habían cometido a gente pobre y humilde con quienes compartí por mucho tiempo. Pero… el Chino parecía ser quien pondría el punto final a todo eso, pues hablaba de derechos humanos y ponerle fin a la violencia y al criminal terrorismo de Sendero Luminoso y los asesinos del MRTA… Eso me alegraba aunque algo dentro de mí… me mantenía algo escéptico, veía y leía lo que aún pasaba en Centro América y no sé… no confiaba, pero bueno, qué importaba la opinión de un simple obrero, Lava Carros y pichanguero de barrio. Uno más de todos, que luchaba día a día contra la fuerte pobreza de su entorno.
Epílogo
Dos semanas después por fin pude conseguir trabajo en una Fábrica y, a la hora de almuerzo, sentado entre costales de urea (el trabajo era lavarlos a mano para luego volver a ser usados), escuché una conversación sobre cómo habían matado a los “Chibolitos” que salieron en la televisión. Por mi intención de saber más, llego a entender que aquellos dos niños maltratados y metidos a una maletera habían sido Rafael y Emilio Gómez Paquiyauri, de apenas 17 y 14 años ¡Eran unos Niños de la edad de mis hermanos! No quise comer mis tallarines con mantequilla, todo me dio náuseas y me imaginaba tirándome encima de los tombos y me recriminaba: “¡Carajo! Pude haber hecho algo”. Me cagó el cerebro esa noche y varias más no pude dormir.
Y así empezó todo hasta hoy, pues tengo esa necesidad de hacer algo, de no quedarme callado, de ser expresivo y confrontativo. Muchas veces el temperamento me gana, pero en el camino se va aprendiendo.
Al día siguiente de haberlos torturado y asesinado, sus cuerpos fueron dejados en la puerta de la morgue, luego de haber sido arrestados de la forma que se indica. Tenían la masa encefálica fuera del cráneo destrozado a golpes, los cuerpos mojados y llenos de tierra, los genitales y los dedos de los pies quemados con electricidad. A Emilio le habían cercenado un dedo de la mano, y ambos no tenían ojos, se los habían vaciado… no sin antes encontrarles seis balas en el cuello y el tórax… Fue entonces que mi indignación dijo ¡BASTA! Y así como yo, muchos jóvenes salimos a reclamar a las calles con más énfasis mucho después cuando un 5 de abril del año siguiente, la MAFIA Fuji Montesinista avasalló el país y lo destruyó desde sus cimientos.
Hoy tengo 24 años como Activista de Derechos Humanos y, aunque suene a Utopía, jamás dejaré de serlo. Pues esa fue mi promesa a Rafael y a Emilio por siempre y para siempre.
Anexo:
Este fue uno de los tantos crímenes del Terrorismo de Estado del Gobierno de Alberto Fujimori.
Algunos de los Responsables ejecutores del Crimen: Sargento Francisco Antezano Santillán, Sub Oficial Angel del Rosario Vásquez Chumo, Capitán César Augusto Santoyo Castro. NINGUNO CUMPLIÓ PENA Y SE ENCUENTRAN EN LIBERTAD.
La CIDH condenó el 08 de Julio del 2004 (hace diez años) al Estado Peruano a pagar la suma de US.$ 740,500.00 por el asesinato de los Hermanos, la represión, tortura y persecución a la familia de estos para que no denunciaran.
POR JUSTICIA Y DIGNIDAD, ¡NUNCA MÁS IMPUNIDAD!
02

Acerca de Joshua Aleko Carnero

Peru. Critico Político y Social, Activista, Facebookero, Derecho Humanista, Libertario, Padre y Abuelo.

Un comentario

  1. Muchos creen que los DDHH son una Utopia o una lucha invalida. pues aunque los triunfos sean pocos ante la arremetida de los violentadores vengan de donde vengan (Izquierdas, Derechas, Centros, neo liberales, conservadores, sectaristas, o espacios religiosos), eso no nos niega a bajar la guardia jamas. Un abrazo libertario y diverso y gracias por leer la presente!.

    Joshua Aleko.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *